Posturas de yoga o asanas

A continuación se exponen las Posturas de yoga o asanas más Importantes y universales del yoga, las cuales ayudan en el camino de la realización mediante el equilibrio de las energías sutiles al interior del cuerpo.

posturas de yoga o asanas

posturas de yoga o asanas

¿Qué significa la palabra Asana?

La palabra asana significa postura que produce relajación. de ahí su enorme importancia en la práctica diaria de estos ejercicios para vernos liberados del estrés y el nerviosismo.

Las asanas trabajan a nivel energético puesto que tienden armonizar la energía sutil o energía cósmica denominada prana la cual tiene mayor manifestación en los nadis (canales) ida, sushumna y pingala ubicados astralmente al interior de nuestra columna vertebral.

Los ejercicios que se exponen en el presente son muy fáciles de aprender y practicar con excepción de la sirshasana la cual siempre debe ser aprendida de un instructor calificado.

Frecuencia de la práctica de las asanas: ¿Cuanto tiempo se recomienda practicar las posturas de yoga?

Con una rutina corta de los ejercicios expuestos una persona tiene lo suficiente para mantener su cuerpo en armonía y salud.
Es importante señalar que el tiempo de ejecución de estas asanas para un principiante debe ser de 5 a 10 segundos en cada postura, posteriormente se puede ir aumentado el tiempo gradualmente hasta llegar a unos 30 segundos.

Tipos de Posturas o Asanas

La Posición de Loto

Para aquellos que están interesados ​​en la meditación o los principiantes, la postura del loto es un símbolo de práctica. Casi siempre es ella lo que uno piensa cuando se imagina un meditador. En la imaginación colectiva, como en la mente de muchos practicantes de la meditación, la posición del Loto es inevitable. Descubre cuál es realmente como se realiza esta posición y porque es tan importante.

Saber más sobre la Posición de Loto…

Clasificación de Asanas por tipo de figura

 

Posturas de yoga de Equilibrio

[display-posts tag = “de-equilibrio”]

Posturas de yoga Forward Bend

[display-posts tag = “forward-bend”]

 

Asanas más importantes

Savasana ó Postura del cadáver.

Es una postura de relajación,. El objetivo de esta asana es alcanzar la inmovilidad, condición indispensable para lograr la relajación muscular y prepararse para la meditación, Para su ejecución cerramos los ojos y vamos soltando poco a poco cada parte del cuerpo hasta llegar a la total relajación física, psíquica y mental.

Saber más sobre Savasana ó Postura del cadáver.

Tadasana o Postura de la montaña.

De pie con las piernas juntas, los brazos estirados a los lados del cuerpo, Empuje los hombros hacia atrás. Relaje los antebrazos y las manos, Mantenga la postura erguida durante varias respiraciones. Busque estabilidad. Respire lenta y profundamente.

Saber más sobre Tadasana o Postura de la montaña.

Vrikshasana ó Postura del árbol.

De pie con las piernas juntas, distribuya el peso del cuerpo de manera uniforme, busque estabilidad. A continuación doble la pierna derecha, sujete el tobillo con la mano y apoye la planta del pie en el interior del muslo izquierdo, estire los brazos hacia arriba con las palmas juntas Cuando termine, deshaga la postura y realice de nuevo el ejercicio con la pierna izquierda.

Saber más sobre Vrikshasana ó Postura del árbol.

Paschimottanasana ó Postura de estiramiento.

Sentado con las piernas juntas y estiradas hacia adelante, dóblese desde la cintura, mantenga la columna recta y estire sus brazos hacia adelante hasta tocar los pies, de preferencia deben toparse con las manos los dedos pulgares de los ples. Luego baje la cabeza hasta sus rodillas.

Sarvangasana ó Postura de la Vela.

Las piernas se elevan hasta ponerlas perpendiculares al suelo, sostenido sobre la nuca y los brazos. Al espirar levante todo el tronco adquiriendo así una postura vertical, apoye las palmas de las manos en la espalda

Halasana ó Postura del arado.

Acuéstese de espaldas con los brazos rectos y a los lados del cuerpo, las palmas contra el suelo. Levante lentamente las piernas hasta que queden verticales, manteniéndolas rectas.

Al mismo tiempo doble el tronco hacia arriba. Las caderas primero, y lentamente baje las piernas sobre la cabeza para tocar el suelo con los dedos de ambos pies. En lo posible mantenga las piernas rectas, doble los brazos y ponga las manos en la espalda.

Bhujangasana ó Postura de la cobra.

Tumbado boca abajo, con la frente en el suelo, las piernas juntas y los dedos pulgares unidos, desplace las manos alineándolas con los hombros. Al inspirar levante lentamente la cabeza arqueando la espalda; mantenga siempre las manos, la pelvis y los pies apoyados en el suelo.

Paschimottanasana ó Postura de estiramiento.

Sentado con las piernas juntas y estiradas hacia adelante, dóblese desde la cintura, mantenga la columna recta y estire sus brazos hacia adelante hasta tocar los pies. Luego baje la cabeza hasta sus rodillas.

Trikonasana ó Postura del triángulo.

De pie con las piernas separadas, apoye las manos sobre sus muslos, inspire e incline el tronco hacia la derecha deslizando hacia abajo la mano derecha por la pierna correspondiente. Al mismo tiempo eleve la mano izquierda, Repita del otro lado.

Sirshasana ó Postura sobre la cabeza.

Esta es una postura que no se la debe hacer SI no se lleva una vida organizada, con hábitos al levantarse y acostarse, con una alimentación libre de carnes rojas, ají, alcohol etc. De otra manera resulta perjudicial para la salud y la conciencia. Esta postura involucra a nuestro cerebro y a las corrientes sanguíneas que van hacia éste y si nuestra sangre está impura nuestro cerebro puede resultar muy perjudicado.
La Sirshasana es conocida como la Reina de las Asanas debido a los innumerables beneficios que su práctica aporta a nuestra parte fisica, mental y espiritual,
En sánscrito “sirsha” significa “cabeza” , como el practicante al realizar esta postura tiene q pararse sobre la cabeza, se la denomina “Sirshasana”,

Técnica

Extienda sobre el piso una colcha plegada en cuatro, este amortiguador es necesario por cuanto el cráneo debe resistir el peso total del cuerpo.

a) Arrodíllese y apoye el peso del cuerpo sobre los antebrazos. Envuelva las manos alrededor de los codos, Suelte las manos y colóquelas frente a usted, con la mano izquierda puesta sobre la derecha, con las palmas hacia arriba, Los codos ya no se moverán de esta posición, Coloque la parte de atrás de la cabeza en las manos sobrepuestas, Las manos y los codos forman un trípode, con lo que hacen de firme cimiento para el cuerpo invertido, Ahora enderece las rodillas y levante las caderas.

b) Sin doblar las rodillas aproxime tanto como le sea posible los pies a la cabeza. Empuje las caderas hacia atrás para que el cuello no se incline hacia delante ni hacia atrás, sino que forme una línea recta con la columna.

c) Doble las rodillas hacia adentro, acercándolas al pecho, y levante los pies del suelo, empujando las caderas hacia atrás mientras lo hace. Cuando llegue a este punto, deténgase: no intente de inmediato levantar más las piernas.

d) Entonces, manteniendo las rodillas dobladas, levántelas hacia el cielo raso, valiéndose de los músculos abdominales.

e) Ahora enderece lentamente las piernas Sentirá que la mayor parte del peso del cuerpo descansa en los antebrazos. Para bajar, invierta los pasos anteriores y descanse en la postura conocida como “la hoja plegada” , hasta que su respiración se normalice.

Al principio manténgase en Sirshasana por unos pocos segundos, aumente este periodo hasta alcanzar 2 0 3 minutos o el tiempo que su cuerpo naturalmente resista Esta Asana es muy fácil de aprender con la ayuda de la pared.
Para dominar la postura no se necesita mucha fuerza; se trata principalmente de dominar el miedo y convencerse de que se puede hacer. La clave como en la mayoría de las posturas está en el equilibrio. Las personas que tengan problemas de presión alta, glaucoma o desprendimiento de retina no deberían practicar esta postura, a no ser que antes hayan solucionado su problema o con recomendación médica,

Beneficios

La Sirshasana hace que llegue al cerebro una buena cantidad de sangre fresca, alimentando millones de neuronas y limpiando el cerebro de todas las toxinas que se acumulan en él. Las repercusiones sobre el practicante son muy amplias. Se estimula el centro de control del cuerpo para que trabaje a su plena efectividad; como consecuencia los órganos, músculos y nervios comienzan a trabajar más cerca de su capacidad óptima. Se mejoran el poder de pensamiento, la concentración y la habilidad para hacer grandes cantidades de trabajo sin demasiado esfuerzo, Al hacer la Sirshasana regularmente se reducen, si es que no desaparecen, la ansiedad, las tensiones y la neurosisv El flujo de sangre enriquecida que va al cerebro permite que la glándula principal del sistema endócrino, la pituitaria, opere más eficientemente. Como este sistema influencia grandemente nuestra personalidad, nuestra manera de pensar y los procesos de nuestro cuerpo, todo nuestro ser se beneficia grandemente.
Espiritualmente, la Sirshasana ayuda a una correcta meditación y hace posible la percepción de los sonidos místicos,
Nota: No haga ninguna Asana invertida si siente gas o fermentación en los intestinos, o si la sangre está demasiado impura, Es muy importante asegurarse que ninguna toxina vaya al cerebro y cause algún daño,

ASANAS MÁS IMPORTANTES

Paschimottanasana

Bhujangasana

Slrshasana

Savasana