Meditación budista




La meditación budista es útil para alcanzar la iluminación y la integridad del cuerpo, la mente y el espíritu. Meditación budista, Descubrámoslo mejor.

Historia y origen de la meditación budista

La meditación budista, dirigida a la iluminación, es parte de las prácticas del budismo, una de las religiones más antiguas y extendidas en el mundo. La meditación budista representa la segunda de las tres capacitaciones superiores, junto con la ética y la sabiduría. Los principales métodos de esta meditación se subdividen en samatha, o meditación de la tranquilidad, y vipassana, o meditación de la intuición.

Ambos métodos se subdividen a su vez en otras técnicas de meditación con objetivos específicos. El término “meditación de la visión” (samatha-vipassana) se refiere a las prácticas mentales que desarrollan una para la atención media prolongada estado generalizado de calma (samatha), junto con una “visión profunda” (vipassana) que se puede llegar a través de la reflexión .

El budismo ha originado a partir de las enseñanzas de Siddhartha Gautama, conocido como Buda, el Iluminado, o incluso Sakyamuni, ya que nació en la dinastía Sakya, 8 de abril de 563 aC Hijo del Rey Suddhodana, durante seis años buscó la iluminación espiritual a través de la austeridad y el ayuno. Con el tiempo se dio cuenta de que la austeridad por sí sola no podía producir sabiduría, y comenzó a meditar sobre el verdadero significado de la realidad.

meditacion budista

Después de 49 días de meditación intensa, su mente se llenó de repente de comprensión y encontró la respuesta al enigma del sufrimiento humano. Siddhartha Gautama se había convertido en “el Buda”, que en sánscrito significa “alguien que ha alcanzado la iluminación”.


Los beneficios de la meditación budista

Los beneficios que se obtienen de la práctica de la meditación budista son diferentes. Tradicionalmente, se neutralizan cualidades negativas como el odio, la envidia, la apatía, la ignorancia y el narcisismo, en lugar desarrollar la concentración, la paz interior, la sabiduría, la compasión y el amor. Según la meditación budista, la primera responsabilidad del ser humano es salir del estado de insatisfacción e infelicidad típico de la condición humana y vivir una vida sana y armoniosa, para uno mismo y para los demás.

Para hacer esto, es necesario aprender a usar las propias habilidades de autoobservación, cavando profundamente dentro de uno mismo. A través de la práctica de la meditación budista, comienza un proceso de profunda comprensión de la naturaleza humana y la realización de la verdad. Según el budismo, cuando la mente es libre y está en paz, cada acción se ve afectada positivamente.

Durante la meditación, se produce la desaceleración de las funciones corporales y los procesos metabólicos. La disminución del ritmo respiratorio, con una reducción en el consumo de oxígeno y, por lo tanto, de la necesidad de energía, está relacionado con una disminución de la presión arterial y una relajación progresiva de todo el cuerpo.

De esta manera, se crean cambios electrofisiológicos en el sistema psicosomático, tales como la inducción de ondas alfa en el cerebro (el estado de características de relajación) y, en las etapas más profundas, ondas Theta, típicos de las primeras etapas del sueño y de la infancia , con sincronización entre los dos hemisferios cerebrales.

Gracias a la práctica de la meditación, también hay cambios en las respuestas de la piel galvánica y otros cambios bioquímicos, como el aumento de las defensas inmunes naturales del cuerpo. Las tensiones mentales desaparecen y, en consecuencia, aumenta la curación de muchas enfermedades psicosomáticas.

La meditación budista, cuyos beneficios se acreditan por diversos estudios científicos, demuestra ser un excelente sistema de prevención, ya que un estado de equilibrio y armonía previene el desarrollo de enfermedades.


Descripción de la técnica meditación budista

Las técnicas de meditación budista difieren según los tipos de budismo. Nos movemos desde la concepción del cuerpo imaginario, dividido en siete chakras, imaginados como flores de loto con sílabas místicas impresas sobre las cuales concentrar, expresiones y sonidos para ser pronunciados y escuchados.

Dependiendo de si hablas de samatha o vipassana, hay diferentes técnicas con propósitos peculiares. En la base, sin embargo, encontramos el ejercicio de la conciencia de la respiración: sentarse, con la espalda recta, seguir la sensación de la respiración que fluye desde las fosas nasales hacia el tórax y el abdomen. Concéntrese en el diafragma como un punto específico y no fuerce nada, libere su mente y concéntrese en su respiración.

La atención a la respiración con la práctica se convierte en anapanasati, que es la conciencia de la respiración y, por lo tanto, de la vida que fluye en el cuerpo. Una inhalación y exhalación consciente son las claves para entrar en el estado de meditación pura.



Técnica meditación budista adecuada para…

La meditación budista no es exclusiva para los seguidores de Buda, sino que también está abierta a los laicos. Es adecuado para aquellos que quieren hacer un trabajo largo y gradual en su persona.

Al suavizar los bordes y armonizar las formas de la personalidad, este tipo de camino puede conducir a una mejor actitud mental y una mejor calidad de vida.


¿Donde se practica la meditación budista?

Para este tipo de meditación, la presencia de un maestro es fundamental, capaz de guiar en las dificultades y dirigir el camino espiritual.

Es el bodhisattva, el que ha alcanzado la iluminación y propone ayudar a los demás renunciando al nirvana. Hay varios cursos de meditación budista, a menudo dentro de institutos culturales. Importante es la Unión Budista Italiana, institución religiosa reconocida, que contiene experiencias budistas en Italia.


Curiosidades sobre la meditación budista

Hay cinco obstáculos para la buena meditación y se definen los “cinco impedimentos”: deseo sensual, malevolencia, pereza, agitación / preocupación y duda. Estos contaminantes invaden la mente, haciendo que se desvíe de su visión concentrada, serena y profunda.

El deseo sensual no coincide con el deseo sexual, sino que está relacionado con el deseo, con la codicia dirigida a todo lo que representa el objeto de nuestros sentidos.

La malevolencia es sinónimo de aversión y limita con la ira, el odio y el resentimiento hacia las personas, las situaciones y los objetos.

Inquietud en vez conduce a la mente de un pensamiento a otro, cosificar la ansiedad y da a luz a la duda, debe ser entendida como la incapacidad para decidir en la práctica espiritual, a menudo ligada a la pereza.

 

También te puede interesar…